I.E.S. Pablo Picasso

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Nuestro Centro Historia del Barrio
Historia del Barrio

Historia del Barrio - Desarrollo urbanístico

Indice del artículo
Historia del Barrio
Ubicación geográfica
Desarrollo urbanístico
Calles
Plazas y Avenidas
Edificios relevantes
Festejos
Centros Educativos
Todas las páginas

Desarrollo urbanístico

En los años sesenta, ante la escasez de viviendas que existía en Sevilla, un constructor valenciano, D. Alfredo Corral, se comprometió a construir viviendas de protección oficial, se le cedía terreno urbanizable a precio barato. Él tenía la experiencia de haber construido un barrio en el pueblo de Alfafar, de la provincia de Valencia. D. Gregorio Marañón cedió una parte de la finca por una cantidad simbólica, con una extensión aproximada de 794.120 m2. El proyecto de planificación era exactamente igual en los primeros bloques al del pueblo de Alfafar, pero con acometidas eléctricas subterráneas. Como estos terrenos quedaban muy alejados del casco urbano de Sevilla, no entraban en los planes urbanísticos a corto plazo del Ayuntamiento de Sevilla. Esto dio motivo a que el barrio en construcción demandara a la Administración los servicios que no tenía. Como por ejemplo: -Transportes públicos, colegios públicos, acometidas de agua potable y alcantarillado, consultorio de salud, mercado de abastos.

El desarrollo urbanístico del parque alcosa lo vamos a dividir en varias etapas:

1ª Etapa.

Los primeros bloques de nuestro barrio empezaron a construirse en 1970. Comprendían las calles Ciudad de Játiva, Ciudad de Gandía, Ciudad de Sueca, Ciudad de Onteniente, Ciudad de Carcagente, Ciudad de Burjasot, Ciudad de Godella, Ciudad de Alfafar, Ciudad de Buñol, Ciudad de Paterna y Ciudad de Oliva.

Los primeros propietarios de viviendas llegaron a principios de 1971. Transcurridos varios años. el Ayuntamiento incluyó el barrio en los planes urbanísticos y era parte del Distrito IX San Pablo, cuya tenencia de alcaldía estaba situada en la Plaza de la Toná, donde también existía una dependencia de la Policía Local.

Los comienzos fueron muy difíciles por la falta de agua potable, que se distribuía con camiones cisternas. Para las obras el agua se sacaba de unos pozos. Estos servicios con el tiempo fueron resueltos por la conexión por tubería con la empresa Emasesa. Ésta se sirve de agua mayoritariamente del pantano de la Minilla y en menor cantidad de otros pantanos como el del Gergal, de la ribera del Huésnar... que abastecen a la estación depuradora del Carambolo.

Hoy día disponemos de una estación de bombeo que consta de cuatro grupos cuya potencia es de 110 CV con un caudal máximo de 1.501 litros por segundo y tiene un alcance de 35 metros de altura.

En cuanto a las aguas residuales, corrían por tuberías paralelas a las de agua potable y morían en un principio en pozos ciegos. Esto se tuvo que corregir conectándose con los arroyos de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir a través de canales como el del Bajo Guadalquivir, Ranilla y Tamarguillo, que una vez depuradas, vuelven al río Guadalquivir.

El alumbrado público era en los comienzos insuficiente porque dejaba esquinas de los primeros bloques sin iluminar, motivo por el que se favorecía el gamberrismo. Hoy día el alumbrado público está recepcionado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. Hay que destacar que hay zonas que están iluminadas por farolas y focos colocados por los propios vecinos desde las acometidas de los pozos de las intercomunidades.

Las viviendas de los primeros bloques tienen una superficie de unos 80 m2 aproximadamente, distribuidas en una planta baja y cinco superiores sin ascensor, y venían a costar entre 200.000 y 300.000 pesetas. En años posteriores, la empresa además regalaba a los compradores 800 litros de gasolina.

2ª Etapa.

En la década de los setenta, se empezaron a construir bloques de vivienda con un diferente diseño al de la primera fase. Se conocían por el color del azulejo de su terraza ("los rojos", "los azules", "los verdes"...) y eran mayoritariamente nombres de plazas importantes de ciudades españolas.

Este tipo de viviendas tenía una superficie aproximada de unos 92 m2, y se encontraban en edificios de planta baja y tres plantas superiores, planta baja y siete plantas superiores, y otros que les llamamos "torres" que tienen más de ocho plantas superiores, que venían a costar entre 350.000 y 400.000 pesetas.

Las infraestructuras en esta segunda etapa presentaban muchas deficiencias, había calles sin terminar, bloques en cimentación, bloques en estructura, acerados en malas condiciones..., y las primeras grietas en algunos edificios. Por este motivo la constructora Alfredo Corral S.A. dejó el proyecto inicial del barrio inacabado y fue la empresa Comercial Guadalquivir quien tuvo que hacer frente a las quejas de los vecinos.

3ª Etapa.

En la década de los ochenta, se entregaron los bloques que estaban en estructura porque no los habían terminado las anteriores empresas constructoras. Entre ellos tenemos los bloques "rosas", situados en la Avenida Ildefonso Marañón Lavín, el bloque "verde", situado en la calle Pintor Alfonso Grosso, junto al Mercado de Abastos, y los bloques de la Plaza Mayor. Estas viviendas son aproximadamente de 100 m2 y venían a costar unos 4.000.000 de pesetas.

4ª Etapa

En la década de los noventa se han entregado los últimos bloques como el Edificio Girasol-2, Averroes-1, y están en fase de construcción Averroes-2, Residencial Los Olivares, y otros bloques de diferentes inmobiliarias. Estas viviendas de tipo medio tienen entre 90 y 100 m2 y están en un precio superior a 16 millones de pesetas, y en constante aumento por la carestía de la vida. Actualmente las avenidas principales están recepcionadas por la Gerencia de Urbanismo, pero el interior de las plazas no está recepcionado, y son los propios vecinos constituyendo intercomunidades, asociaciones de vecinos, los que cuidan jardines, acerados, parterres,...

En el barrio existen zonas pendientes de urbanizar como los terrenos EPSA de la Junta de Andalucía, terrenos de uso terciario del Ayuntamiento de Sevilla y avenidas y calles sin terminar.

Una de las reivindicaciones más antiguas de las asociaciones y entidades del barrio es la recepción de las zonas urbanizadas y la urbanización de las zonas pendientes, ya que los vecinos pagan sus impuestos municipales y el Ayuntamiento contesta que con los medios económicos actuales la recepción total del barrio se hará en sucesivas etapas.

Actualmente pertenece al Distrito Municipal Este, ubicado en el barrio de Rochelambert, en la calle Puerto de Oncala, donde existe una dependencia de la Policía Local.



 


No Iframes

Estadísticas

NÚMERO DE VISITAS A ESTA WEB:
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:165
mod_vvisit_counterAyer:270
mod_vvisit_counterEsta semana:2419
mod_vvisit_counterEste mes:7897

Enlaces

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner